A Falta de Alienaciones, buenas son las Auto-observaciones..

Dícese del Universo intentando mostrarnos lo correcto

Entre millones de historias en todo el mundo, a mi me toco vivir esta, ser la protagonista de mi película en donde yo tan solo guiono una parte (importante claramente) y el resto son variables que no puedo manejar.

Algo es cierto, nunca se esta completamente seguro de nada, y todo lo que creas estar haciendo bien te puede jugar en contra de un momento a otro; no pretendo con esto desolar ninguna creencia de que se es artífice del propio destino ni mucho menos, eso sigue siendo así, solo que el destino no es el lugar (donde estas o donde queres estar) ni con quien estas, sino la manera en la que vamos transitando nuestro destino, nuestro estado y luz interior propia, nuestra conciencia, los valores que elijamos respetar o no, las oportunidades de aprender y crecer como personas que tomemos, o que dejemos de lado.

Cada día tengo más claro, que nunca voy a tener nada del todo claro; seria estúpido pensar así, la vida te sorprende a cada paso y todas aquellas respuestas sostenidas tambalean, se caen y se rompen.

Lo bueno es aprender a juntar los pedazos, llorar un poco, y tratar de entender que paso, a veces no hay un motivo claro o quizá cueste ver el motivo por negación o simplemente tristeza.

Lo que me deja tranquila es una sola cosa, una idea que se fue formando de a poco, entre análisis minuciosos, bronca, enojo, mucha tristeza y muchas preguntas sin respuesta fue una sola afirmación, algo que se me ocurrió pensar casi al final y me dio una paz propia de cuando realmente tenes tu verdad, esa que no puede cambiar nadie, que hagas lo que hagas siempre va a estar ahí: “Di lo mejor de mi” y….en realidad no hay mucho que decir mas allá de eso, por mas que el resultado no haya sido bueno no me queda una sola duda de que di todo lo mejor que tenia adentro, y cuando das lo mejor, ya no duele tanto, porque así tenia que ser. Lo que sea que haya pasado, sientas como te sientas con el resultado, era lo que tenia que pasar.

Mi historia, mi película como me gusta llamarla mentalmente, tiene también capítulos estreno felices y divertidos, así que no puedo sentarme a ser reina del drama mucho tiempo, tengo que seguir y compartir con quien elegí (Y me eligió!) para caminar codo a codo y construir un futuro feliz…

Hay un gran par de cosas tambien que deberia dejar de hacer, dejar de tener miedo al choque,  al enfrentamiento, porque la verdad no es verdad si no se dice…y lamentablemente no se puede vivir toda la vida sin plantarse delante de quien sea y empezar a llamar a las cosas por su nombre.

Porque lo que duele, DUELE.

Anuncios