Cartas – anónimos con historia…

Minientrada

Déjà vu ?

Mi amigo socialista me dejo esta linda historia, que nos confirma una vez mas que las casualidades no existen… solo es la energia tratando de mostrarnos en que, o en donde debemos detenernos y pensar…y por eso amigo mio, Gracias! Por la confianza, por las ganas de recordar y escribir.

Paz.

A veces la mente nos juega como desafíos… … recuerdo algo que paso un par de veces en el colegio, hace mucho tiempo ya,   la escena es la siguiente: estábamos en el aula con algunos compañeros que habían llegado temprano como yo y en vez de juntarnos a hablar afuera del colegio o en el patio, para nosotros era directamente mas cómodo estar en el aula vacía, pero algunos sentados en el escritorio del profesor, otros sentados en cualquier banco, otros parados y así charlar de cualquier cosa con tal de que pase el tiempo y que tocara el timbre para que empezaran las largas y a veces tediosas horas de clase.

El hecho es que un día mi compañero Oscar estaba sentado sobre la mesa del profesor, yo estaba en mi banco y otro compañero llamado Carlos estaba parado junto a Oscar,  de repente Oscar le dice a Carlos: ” tenemos que ver cuando vamos a pasarnos esas revistas, porque  … ”  y Carlos lo interrumpe con un grito típico de un cantante de rock, como imitando un solo de voz bien rockero, es que Carlos cantaba en una banda pequeña y a veces tenia esos arranques “liricos”      a esto Oscar me mira y nos reímos vivamente de Carlos.

Lo que me inquieta hasta el día de hoy (a mas de 22 años de este hecho) es que esa escena ocurrió literal exacta y realmente tres veces (si 3)    Ocurrió una vez,  luego a los 5 meses, que fue cuando se repitió por primera vez este hecho, yo se los hice notar a mis compañeros   quienes exactamente estaban en los mismos lugares ubicados, porque Oscar comenzó diciéndole a Carlos nuevamente lo de las revistas, a lo que Carlos lo interrumpe con su grito rocker, cuando nos miramos con Oscar nuevamente para reírnos, yo no me reí y le dije :  “la otra vez le dijiste lo mismo y Carlos te corto así, te acordas?”     a lo que Oscar me dijo: “si no? creo que si”    pero dudoso,  Carlos no le dio demasiada importancia a mi comentario y yo pensé en ese momento que había sido una casualidad, pero era raro el hecho de que fuera tan llamativo para mi y no para ellos.

Al siguiente año en uno de los tantos días de clase pero ya en medio de un recreo estábamos nuevamente Oscar y Yo solos en el aula, los demás compañeros estaban en el patio, y de repente entra Carlos, Oscar estaba sentado en el escritorio vacío del profesor,  siempre se sentaba ahí, ya que desde esa posición miraba por la ventana hacia la calle.

Oscar le dice a Carlos, quien se detiene de pie casi a su lado: ” tenemos que ver de pasarnos esas revistas  … ”   a lo que Carlos nuevamente lo interrumpe con su grito de canción rockera,      ahí mismo vi que algo raro ocurría, porque Oscar me miro nuevamente para reírnos del grito de Carlos, pero mirandome esta vez en forma extraña     inmediatamente me pare y les dije: ” ¡¡¡ eyyy esperen, esto ya paso 2 veces antes, se acuerdan?? Yo me acuerdo bien fue el año pasado, mas vale que no me estén haciendo una broma ustedes dos!!! ”     Oscar me miro asombrado y acepto que el hecho era repetido, Carlos también pero me dijo que recordaba solo vagamente la vez anterior.

Será que fue una broma de Oscar y Carlos en confabulación hacia mí? … . es difícil sospechar eso, debido la lejanía en fecha de las repeticiones.       Será que algo en mi mente fallo y recuerdo ese hecho como perdido y repetido?       o será que realmente este hecho ocurrió tres veces como real y absolutamente estoy convencido de que así fue?  … . . Quiero y a la vez no quiero saber la razón.

Lo que si quiero  … es saber y sentir que la razón por la que haya ocurrido algo así tres veces no fue ni casualidad ni mucho menos una broma de amigos.

Nessun Dorma…

La princesa esta triste… que tendrá la princesa?

Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color. […]

[…]—«Calla, calla, princesa —dice el hada madrina—;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».

Ruben Dario.

Decididamente hay que tener muchisimo talento, para hacer sonar hermosa y armonica a la peor mierda.

No intento modificar el curso natural de los sucesos románticos de mi vida…. lejos de eso, serán disfrutados hasta las ultimas consecuencias…como sea que tenga que ser…

Lo bueno nunca es aquello que cae a nuestras manos sin luchar, sin crecer…sin aprender, hay que sumar, siempre sumar. No perderse en los exesos, conducta.

Tengo un Hermoso proyecto en mente…y aquellos que siguen estas palabras, estas reflexiones, esta manera poco habitual de contar la vida…casi como escribir en un diario de amarillentas hojas, esos ustedes…vos, van a ser los protagonistas absolutos. “Cartas” ya esta pre diseñado y va a ser una nueva categoría en este…mi mundo. Una manera amorosa y divertida en la que van a colaborar de forma anónima o no (eso sera a gusto y piacere), asi que preparando sus Word o donde cuernos escriban….porque van a escribirme.

Tambien renovaremos, colores, banner y demases.

Una mágica noche en la ciudad, vuelve a recordarme lo hermosa que es la gente, lo lindas que son las terrazas heladas, los juegos de mesa…y tener amor en la mirada, cuando uno realmente se lo propone consigue rodearse de gente como uno, esa…que no necesita mas que una mirada y un abrazo para hacerte sentir tan parte de todo.

A no olvidar que el que espera desespera…y el que desespera pierde el eje…y el que pierde el eje, jamas conseguirá lo que espera.

Surround me.