Cuando una enfermedad te cambia la vida

Pensé que lo había vivido todo… Que quizás lo había sufrido todo, bastante absurdo para 25 años de vida descarrilada, pensar que las había vivido todas…los excesos, la locura, los límites de la idiotez y la psicosis… La falta de respeto hacia mi alma, mi cuerpo y mi persona en general.

Tantos años odiandome en secreto… Cansada de perseguir mis sueños, pero buscándolos constantemente apoyandome en los demás. Que vida tan conformista y mediocre.

Un día llegaste a mi vida con esa luz incandescente…parte de mi, presenciamos un. Milagro, aunque mi cúerpo quiso rechazarte ahí estabas, mejor que todos y hoy mas fuerte que ninguno…será que se nace valiente y luchador, Isabella verte crecer es un placer.

Después el dolor…tan solo el dolor, la cabeza explota, el cuerpo inútil no responde y se entumece…pero por sobré todo el dolor de cabeza constante…que pasa? Y ahora que? Fiebre? Basta quiero irme….no quiero seguir así…son muchos meses de dolor..

Lupus le dicen, yo le digo Dios mostrándome que aún puedo, lo que cambia en tu cabeza después de un diagnóstico así es increíble, hola “tu cuerpo se come a tu cuerpo” ” no se cura nunca, sólo se trata” “una de las enfermedades más raras…..” Si, era para mi.

Lo extraño de todo esto es que, hoy valoro más las pequeñas cosas, trabajo feliz, hago diseño feliz, hago cosas para vender varias feliz, decidi estar sola con mi hija y muy contenta con esa decisión
Ahora me quiero un poco más(un chiquitín, se va de a poco…)….al menós para ser honesta conmigo misma y aceptar mi lado oscuro y egoísta, ese que se desvive por los demás…suplicando por cariño y aceptación como siempre, y hasta nunca.

Son vientos de cambio, de mucho dolor, de mucha realidad escondida bajo la alfombra, años de auto convencimiento truncados y por sobré todo, hazaña difícil si las hay: Volver a empezar, con la esperanza y la fe de que las heridas sanaran en la medida que mi percepción sobre mi misma y mi entorno mejore y que hay algo mejor ahí….esperando por ser descubierto, ya no me pregunto que será lo que me depara el universo, lo importante no es llegar, lo importante es el camino.

Momento culmine del análisis: “Mírate a vos misma al espejo y deci TE AMO”
-No puedo….- las palabras se ahogan y la garganta se me quiebra, bajo la mirada, no puedo.
“Volve a intentarlo” -t…te…TE AMO- (se quiebra y llora acongojada)
“Ese es el primer paso para sanar”